¡Quiero ser libre!. Por Mons. Fernando Castro

“…imponer una Asamblea Nacional Constituyente, se percibe como la imposición de un modelo comunal comunista que el pueblo no quiere y que lo combate incluso con su vida.” Todos queremos ser libres. Yo quiero ser libre.

Libre para ir al trabajo. Libre para tener un hogar. Libre para poder casarme y tener mis hijos. Libre para descansar. Libre para rezar. Libre para servir. Libre para emplear mis cosas para los demás. Libres para aprender a sufrir. Libre para padecer con esperanza. Libre para escoger mi rumbo.

También puedo ser libre para rumbear. Libre para emborracharme. Libre para satisfacer mis impulsos como quiera. Libre para darme gustos por encima de todo. Libre para usar mi poder en beneficio propio. Libre para imponer mis ideas. Libre para imponer y exigir obediencia. Libre para para engañar.

La libertad es un misterio. Don de Dios que podemos usar para metas muy buenas y nobles o para para los fines más ruines y bajos. Pensemos en personas como Juan Pablo II, Madre Teresa, san Josemaría, que abrieron surcos de bien, y pensemos en personas como Hitler, Stalin, el Che Guevara que no les importaba nada la vida humana, ni la de las colectividades.

Todo el país reconoce que la Constitución se ha violado una y otra vez. Todo el país sufre hambre, falta de medicinas, inseguridad. Unos pocos desean imponer una Constituyente. Se percibe como la imposición de un modelo comunal comunista que el pueblo no quiere y que lo combate incluso con su vida. Amenazas: “Lo que no conseguimos con los votos, lo conseguiremos con las armas” se escuchó. Quieren quitarnos la libertad de elegir. Millones de personas decimos: ¡Queremos ser libres!

El tono agresivo, descalificador y desconocedor de la voluntad popular es algo grotesco e injustificable. Y mientras tanto sigue el desmantelamiento del país para esclavizarnos: para que nos ocupemos del conuco, los ensalmos y de escuchar a los fautores del régimen prometiendo, prometiendo y prometiendo.
¡Quiero ser libre! ¡Queremos ser libres!

 

Fernando Castro Aguayo

Obispo de la Diócesis de Margarita

 

 

Autor entrada: infodiocesis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *