Conferencia Episcopal convoca Jornada de Ayuno y Oración por Venezuela.

Conferencia Episcopal convoca Jornada de Ayuno y Oración por Venezuela.

Culminada la Centésima Octava Asamblea Ordinaria Plenaria de la Conferencia Episcopal Venezolana y enmarcado en el Mensaje Urgente a los Católicos y Personas de Buena Voluntad, se convocó a una Jornada de Oración y Ayuno para el próximo viernes 21 de julio, durante las 24 horas del día “con el fin de pedir a Dios que bendiga los esfuerzos de los venezolanos por la libertad, justicia y la paz, para que iluminados por el Espíritu Santo y bajo la protección maternal de María de Coromoto, siga edificando la paz y convivencia fraterna en el país”.

Esta Jornada de Oración y Ayuno convocada por el Episcopado Venezolano se realiza en medio de la crisis que vive Venezuela. El 02 de agosto de 2016 se realizó la penúltima jornada de ayuno y oración y la última el 21 de mayo de 2017, como iniciativa conjunta del Episcopado Venezolano. Sin embargo, se han realizado otras iniciativas a nivel Diocesano y parroquial donde miles de fieles han manifestado su fe a través de procesiones con el Santísimo Sacramento, Vigilias, Rosarios iluminados y otras celebraciones para pedir a Dios el auxilio ante el momento crucial que se atraviesa.

El Episcopado Venezolano invita a no dejarse robar la esperanza que hace posible, con la ayuda de Dios, lo que parece imposible, para comunicar la esperanza y ser protagonistas de este momento histórico y del futuro de nuestro país.

Cada día, pero de manera especial para esta jornada se invita al pueblo venezolano a recitar la oración por Venezuela, encomendando nuestro país en las manos maternales de Nuestra Señora de Coromoto, patrona de Venezuela.

Durante la Jornada de ayuno y oración se estará usando la etiqueta #OracionporVenezuela.

 

Prensa CEV
13 de julio de 2017

Obispos venezolanos envían mensaje urgente a la nación.

Obispos venezolanos envían mensaje urgente a la nación.

Al finalizar la CVIII Asamblea Ordinaria Plenaria de la Conferencia Episcopal venezolana, los Obispos enviaron un mensaje urgente a todos los católicos y personas de buena voluntad, ratificando su solidaridad con el Pueblo venezolano y haciéndole cercanas las Palabras del Papa Francisco, que en días pasados afirmó: “en la voz de los Obispos venezolanos, también resuena la mía”.

Ver MENSAJE COMPLETO

En el comunicado, que fue dado a conocer este miércoles 12 de Julio, el Episcopado Nacional hace un análisis profunda de la realidad y hace varios llamamientos al Gobierno Nacional, a la Guardia Nacional, a los lideres políticos y a los centros culturales y de educación.

“Es hora de un cambio de rumbo en la orientación política del Gobierno. Aunque la crisis que padecemos los venezolanos data de varios años, en los últimos meses se ha profundizado por la iniciativa del Gobierno de convocar una Asamblea Nacional Constituyente, cuestionada y rechazada por la mayoría del pueblo venezolano. Esta propuesta ha ignorado rotundamente que es el pueblo, en el ejercicio de su propia soberanía, quien la puede y debe convocar”, refiere el Mensaje.

Así mismo, los Obispos Venezolanos “invitan a todos los miembros de la Iglesia a actuar según los criterios del Evangelio y de la Doctrina Social de la Iglesia” para contribuir a la reconstrucción de País, y convocan para este viernes 21 de Julio a una Jornada de Oración y Ayuno, a fin de pedir a Dios que bendiga los esfuerzos de los venezolanos por la libertad, la justicia y la paz.

Consulta Nacional de este 16 de Julio.

Este próximo 16 de julio se ha convocado una Consulta Popular promovida por la Asamblea Nacional, como instrumento de protesta pacífica para rechazar la convocatoria a la nueva constituyente. En el Comunicado los Obispos Venezolanos afirman que dicha convocatoria “goza de toda legitimidad” y que consideran “una provocación de parte del gobierno y del CNE convocar, para ese mismo día, un simulacro de votaciones en algunos centros electorales del país, pues puede generar lamentables conflictos. El pueblo sigue exigiendo el respeto a su dignidad y a sus propios derechos”.

La CVIII Asamblea Ordinaria Plenaria de la Conferencia Episcopal se realizó entre los días 07 y 12 de Julio del presente año, en medio de una profunda crisis que atraviesa Venezuela.

 

Episcopado de Venezuela solicita al Sr. Presidente retirar convocatoria de Asamblea Nacional Constituyente.

Episcopado de Venezuela solicita al Sr. Presidente retirar convocatoria de Asamblea Nacional Constituyente.

Los Arzobispos y Obispos de Venezuela reunidos en la Centésima Octava Asamblea Ordinaria Plenaria de la Conferencia Episcopal Venezolana, enviaron una carta al Presidente de la Republica Nicolás Maduro en la que solicitan reconocer la autonomía de los poderes públicos y retirar la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente.

En la carta, con fecha del 08 de Julio y que fue recibida hoy 10 de Julio en despacho presidencial, el Episcopado Venezolano comparte con el Sr. Presidente los más significativos mensajes del Santo Padre Francisco, quién reiteradas veces ha expresado su preocupación por la grave crisis social, política y económica que se vive en Venezuela, al mismo tiempo que ha hecho constantes llamamientos a buscar soluciones pacificas y democráticas.

Por ultimo los Sres. Obispos expresan su disposición de ponerse al servicio de encuentro y la reconciliación, y hacen votos para que Dios ilumine al Sr. Presiente y le otorgue “la audacia” para que permita la salida a la crisis y se enrrumbe  el país por senderos de convivencia, de justicia y de paz.

VER (Clik) Carta del Episcopado Venezolano al Presidente de la República.

 

 

Cardenal Hummes presenta a Obispos Venezolanos trabajo de la Red Eclesial Panamericana.

Cardenal Hummes presenta a Obispos Venezolanos trabajo de la Red Eclesial Panamericana.

Como parte de la agenda de trabajo de la Centésima Octava Asamblea Ordinaria del Episcopado Venezolano, el Cardenal Claudio Hummes, presidente de la Comisión de Obispos de la Amazonía de Brasil, dio a conocer la Red Eclesial Panamericana (REPAM), acompañado del Secretario ejecutivo de la REPAM, el Dr. Mauricio López, expusieron a los obispos de Venezuela, la importancia de las tierras amazónicas para el mundo y la Iglesia.

La REPAM, es un organismo que surge del Departamento de Justicia y Paz del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) y de la Comisión de Episcopal para la Amazonía de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil, para crear conciencia en la América sobre la importancia de la Amazonía para la humanidad y establecer entre las Iglesias de los países que comparten la Cuenca Amazónica, una pastoral en conjunto para crear un modelo que beneficie a los pobre y sirva al bien común.

Entre los países que participan de la REPAM y tienen la inquietud de salvaguardar la vida humana y la naturaleza en su jurisdicción están Colombia, Perú, Ecuador, Bolivia, Brasil, Guyana, Guyana Francesa, Surinam y el resto amazónico de la iglesia.

Entre las actividades que realizan esta formar agentes de pastorales locales para cubrir las necesidades de derechos humanos, alimentación, salud y naturaleza, todo en marcada en la encíclica del Papa Francisco, Laudato Si, que atiende la crisis ecológica. El Cardenal reconoció que “desde la Conferencia Episcopal Venezolana está trabajando para atender la parte amazónica del país”.

El purpurado expresó que “su visita a Venezuela tiene como fin intercambiar ideas, proyectos y experiencias con los obispos del país, para establecer una red y articular las actividades de instituciones que ya existen y están trabajando en materia de atención a la defensa de la Amazonía y los pueblos ancestrales”.

Durante el encuentro, los Obispos participaron exponiendo sus ideas, al respecto, Mons. Ubaldo Santana, Arzobispo de Maracaibo, dijo que “el tema amazónico no es un tema solo para los políticos y quienes viven la zona, sino que es un tema de todos los que somos Iglesia”.

Por su parte el Arzobispo Emérito de Coro, Mons. Roberto Lückert, señaló que “el desarrollo grotesco de la minería en Venezuela ha acabado con la ecología en la zona Amazónica Venezolana, afectando gravemente la vida y naturaleza de esa parte del país, generando todo un caos vivencial”.

El Cardenal Hummes, dijo que El Papa Francisco, siendo latino-americano, conoce profundamente los desafíos de este nuestro continente y especialmente los desafíos de la Iglesia en la Amazonía. Refirió que “durante la Jornada Mundial de la Juventud, en 2013, en su discurso a los obispos brasileños, Francisco reservó un significativo espacio para la misión de la Iglesia en la Amazonía, diciendo que es como un tornasol, banco de pruebas para la Iglesia y la sociedad brasileña”.

 

Nota: Prensa CEV
08 de julio de 201

 

Instalada CVIII Asamblea de la CEV: “La Iglesia levanta su voz cuando el bienestar común se ve quebrantado”

Instalada CVIII Asamblea de la CEV: “La Iglesia levanta su voz cuando el bienestar común se ve quebrantado”

Con la participación de los obispos de las Arquidiócesis y Diócesis de Venezuela, representantes de Caritas Internacional y de Su Eminencia el Cardenal Claudio Hummes, de la Red Eclesial Pan-Amazónica (REPAM), se dio inicio a la Centésima Octava Asamblea Ordinaria Plenaria de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), en el auditorio de la Universidad Católica Andrés Bello, en la que se analizará durante los 7 días de trabajo, la situación que atraviesa el país y los desafíos que impone para la iglesia.

Antes de la apertura oficial de la Asamblea, los Obispos realizaron un momento de adoración ante Jesús Sacramentado, en el que Monseñor José Luis Azuaje Ayala, Obispo de la Diócesis de Barinas y primer vice-presidente de la CEV recordó a los obispos, que “el reto de su ministerio en estos tiempos de crisis, es asumir tres acciones que ha pedido el señor, testificar, activar y articular los valores evangélicos en medio del nuestro pueblo adhiriéndolo a su cultura e idiosincrasia”

La apertura de la Asamblea estuvo a cargo de Monseñor Diego Padrón, Arzobispo de Cumaná y presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, quien en su discurso inaugural, realizó un balance de lo que ha sido la actuación de la Iglesia Venezolana en los momentos de tempestad que atraviesa el país.

VER Texto Completo Palabras de Apurtura de Mons. Diego Padrón

Refirió el Arzobispo de Cumaná que “la Iglesia en ninguna de sus instancias y por ningún motivo puede desentenderse del hombre y sus circunstancias” resaltó que en el año 1958 los obispos venezolanos declaraban que nunca la Iglesia ha estado ausente de las alternativas de la patria, y dentro de su misión propia ha aportado generosamente cuanto podía colaborara al bienestar social y levantó su voz cuando el bienestar común comenzó a sufrir quebrantos, dijo que “la Iglesia nunca se ha que ha quedado en palabras y discursos”

En cuanto a la situación actual del país, Monseñor Diego Padrón, reseñó que durante la visita a Roma de la directiva de la Conferencia Episcopal Venezolana, expresó directamente al Papa Francisco, que hoy en Venezuela ya no hay propiamente un conflicto ideológico entre derecha e izquierda, entre patriotas y escuálidos, todo eso paso a un segundo o tercer plano, sino una lucha entre un gobierno convertido en dictadura y todo un pueblo que clama libertad y busca afanosamente a riesgo de la vida de los jóvenes, pan, medicamentos, seguridad, trabajo y elecciones justas.

El representante del Episcopado Venezolano, reseñó que la Conferencia Episcopal Venezolana en los últimos años ha ejercido una función civil subsidiaria en el sentido que ha expresado continuamente su juicio moral en asuntos económicos, políticos y sociales, porque está de por medio los derechos fundamentales de las personas.

En cuanto al trabajo que se ha realizado desde Caritas de Venezuela, Monseñor Diego Padrón, dijo que ese organismo, está poniendo en práctica el mandato de Cristo a sus discípulos “denle ustedes de comer” (Lc 9,13) poniendo en vigencia el programa “ollas solidarias” en las que las personas no solo han combatido el hambre corporal, sino también el ánimo para vivir y de comunión.

A la instalación de la Centésima Octava Asamblea Ordinaria Plenaria de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), asistió Su Eminencia el Cardenal Claudio Hummes, de la Red Eclesial Pan-Amazónica (REPAM), este organismo eclesial pertenece a la estructura del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), y tiene como objetivo crear conciencia en las Américas sobre la importancia de la Amazonía para la humanidad y establecer entre las iglesias locales de los países que están en la cuenca de la Amazonía, una pastoral en conjunto para crear un modelo que privilegie a los pobres y sirva al bien común.

En relación a los ataques que sufrió la Asamblea Nacional el pasado 5 de Julio, Monseñor Diego Padrón, dijo que “fue una acción delincuencial y demencial. Este ataque demuestra que el gobierno no quiere abandonar la violencia”. También se refirió a la Convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente y cuestionó la forma en la que es promovida ante los venezolanos. Manifestó su preocupación ante la posibilidad de que la constituyente se cumpla, porque considera que podría convertir a Venezuela en un Estado “marxista y militar que culminará en una dictadura”.

 

Nota: Prensa CEV.

 

 

CEV se reúne en la Centésima Octava Asamblea Ordinaria Plenaria de la CEV.

CEV se reúne en la Centésima Octava Asamblea Ordinaria Plenaria de la CEV.

Del 07 al 12 de julio de 2017 se realizará en Caracas la Centésima Octava (CVIII) Asamblea Ordinaria Plenaria de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) donde participarán 50 obispos de las 40 jurisdicciones eclesiásticas del país.

Los obispos venezolanos abordarán temas de importancia ante el escenario de crisis en el país, los desafíos que imponen la situación actual para la iglesia y el compromiso de acompañamiento del pueblo de Dios ante momentos de vital importancia.

Durante el encuentro se recibirá la visita de Su Eminencia el Cardenal Claudio Hummes, de la Red Eclesial Pan-Amazónica (REPAM) junto a la directiva de esa institución. Está previsto que durante la agenda del episcopado venezolano la realización de la Asamblea por la Vocaciones, en la que los rectores de seminarios y promotores vocacionales de las diócesis analizaran la situación actual y proyecciones vocacionales en el país.

Al culminar la agenda de trabajo, el día 12 de julio, los obispos venezolanos se dirigirán al país para dar a conocer la exhortación pastoral correspondiente a la Centésima octava asamblea ordinaria plenaria de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV)

 

Nota: Prensa CEV – 06/07/2017

 

 

Cardenal Urosa en el Aniversario del fallecimiento del Dr. José Gregorio Hernández: “El Gobierno tiene una guerra contra el pueblo”.

Cardenal Urosa en el Aniversario del fallecimiento del Dr. José Gregorio Hernández: “El Gobierno tiene una guerra contra el pueblo”.

El Cardenal Jorge Urosa Savino rindió declaraciones sobre temas de la vida nacional, este jueves 29 de Junio, después de la Santa Misa en la Parroquia Ntra. Sra. de La Candelaria por los 98 años del fallecimiento del Venerable Dr. Jose Gregorio Hernández, informó la oficina de Prensa de la Arquidiócesis de Caracas.

El prelado destacó que hoy se recuerda la “santa muerte del Dr. José Gregorio Hermanez, ese venezolano insigne, ese ejemplo de vida cristiana, ese médico de los pobres, venerable en la Iglesia, porque se le reconocen sus virtudes heroicas y por su puesto le pedimos mucho a Dios que podamos alcanzar el milagro que necesitamos para que se decrete su beatificación“.

Así mismo se refirió a la situación del país, catalogándolo de “Sumamente grave” y que se podría hablar de “una guerra del gobierno contra el pueblo, porque no se puede llamar de otra manera a esa represión cruel que se ha desatado, inclusive con asedio a conjunto de vivienda, ingreso forzado a esos lugares, ataque a las personas en su casa sin ordenes de allanamiento, pero sobre todo el asesinato de aproximadamente 70 personas, lo cual es totalmente condenable y lo rechazamos de todo corazón; hablo en nombre propio pero estoy seguro que interpreto el sentir de todos mis hermanos Obispos“.

“Nosotros rechazamos absolutamente esa represión tanto por entes de seguridad del Estado como por esos paramilitares, esas bandas armadas que actúan en complicidad con algún cuerpo de seguridad del Estado y que han causado muertes de una manera verdaderamente criminal, como por ejemplo disparar directamente a la cabeza o disparar perdigones a corta distancia o las bombas lacrimógenas para causar daños mortales”, añadió.

Respecto a la convocatoria de la Asamblea Nacional Constituyente, el Sr. Cardenal enfatizó la posición de la Conferencia Episcopal Venezolana que ha sido ratificada en días pasados por el Papa Francisco al afirmar que “la voz de los Obispos Venezolanos, es mi voz”.

“Rechazamos todo esto. Nosotros como ya lo hemos dicho, le pedimos al Gobierno que recapacite, que desista de la idea de querer implantar en Venezuela un sistema totalitario, marxista y ahora militarista, y por supuesto que desista de utilizar recursos legales para desmantelar el Estado. Todo esto es totalmente intolerable, reprochable, y no es el camino que desea la gran mayoría del pueblo Venezolano”, dijo.

El Carnedal Urosa expresó además que apoya la posición “democrática” de la Fiscal General de la Reública, invitó a las familias a tener esperanza y señaló que el “Gobierno está  en mora con el pueblo venezolano y no ha cumplido con su obligación de garantizar la seguridad alimentaria del pueblo Venezolano, de la escases, de la poca producción de alimento; todo quieren resolverlo con la importación cuando nosotros tenemos una naturaleza verdaderamente generosa, y no tendríamos que estar importando nada. Es el Gobierno el que tiene que resolver esta situación terrible y dramática de hambre de carencia de lo necesario para vivir”.

A las madres que han perdido sus hijos, el Sr. Cardenal expresó una vez más su solidaridad, su pésame y cercanía con las familias de los jóvenes asesinados en estos casi tres meses de protesta y de “agresión directa del gobierno con el pueblo y las familias” y les invitó a “no dejarse llevar por el rencor ni por el odio, sino que mas bien por sentimientos de esperanza y de consuelo porque Jesucristo nos llama a participar para siempre de la vida eterna”.

 

Nota: Oficina de Prensa Diócesis de San Fernando de Apure.

Agradecimiento a Prensa de la Arquidiócesis de Caracas.

Foto Archivo.

Pbro. Luis Enrique Rojas, nuevo obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Mérida.

Pbro. Luis Enrique Rojas, nuevo obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Mérida.

El Pbro. Luis Enrique Rojas Ruiz nació en Mérida el 31 de agosto de 1968. Estudió Filosofía y Teología en el Seminario Mayor de San Buenaventura de Mérida. Es licenciado en Teología Pastoral en la Pontificia Universidad Lateranense de Roma, Master en Psicología y Consulta de la Ateneo Pontificio Regina Apostolorum en Roma y una especialización en Administración Eclesiástica por la Universidad de Los Andes en Mérida. Recibió la ordenación sacerdotal el 15 de septiembre de 1999 y fue incardinado en la archidiócesis de Mérida.

Sucesivamente ha desempeñado las siguientes funciones: vicario parroquial de “Nuestra Señora de la Regla “, vicario parroquial de las parroquias “Santiago Apóstol de Lagunillas” y “Santa Rita del Pueblo Nuevo del Sur” párroco de “Santo Domingo de Guzmán ” , administrador parroquial de la Parroquia “Nuestra Señora de la Candelaria” en Las Piedras, formador del Seminario Mayor “San Buenaventura” de Mérida, párroco de “Nuestra Señora del Carmen” en Canaguá, párroco de N. S. de la Asunción” de Mérida, Formador del preparatorio del Seminario”San Buenaventura “de Mérida, Viceconsultor de la Escuela prematrimonial de Pastoral Familiar de la archidiócesis, Rector del santuario ” San Buenaventura” de Ejido, director de “Radio Libertad” de Canaguá y desde 2013, párroco de la catedral “Inmaculada Concepción”de Mérida.

Prensa CEV
19 de junio de 2017

Saludo de la Presidencia de la CEV al Santo Padre Francisco con motivo de la audiencia concedida el día 08 de Junio de 2017.

Saludo de la Presidencia de la CEV al Santo Padre Francisco con motivo de la audiencia concedida el día 08 de Junio de 2017.

Santo Padre:

Los Obispos de Venezuela, por nuestro intermedio, le saludan fraternalmente, le reiteran la total adhesión a su persona y magisterio y rezan cada día pidiendo a Jesucristo que sus palabras y gestos de Pastor Universal revelen a todos los hombres y mujeres la misericordia del Padre Celestial. Nuestra obediencia a su persona no es sólo afectiva y guiada por la empatía latinoamericana sino de carácter teológico y sacramental. No es discutible, y la explicitamos con la fórmula latina Cum Petro et sub Petro. Cualquier otra interpretación es falsa y malintencionada. De aquí que hayamos recibido con profunda estima y sincera complacencia su fraterna y honrosa carta del pasado 05 de mayo dirigida a todos los Obispos, como su continua preocupación referida a Venezuela.

El Episcopado y toda la Iglesia en Venezuela le agradecen su manifiesta preocupación por el destino democrático de nuestra nación y el prolongado y creciente sufrimiento a que ella está sometida. Hoy en Venezuela ya no hay propiamente un conflicto ideológico entre derechas e izquierdas o entre “patriotas” y “escuálidos”- todo esto pasó a un segundo o tercer plano- sino una lucha entre un Gobierno devenido en dictadura, autorreferencial que sólo sirve para sus propios intereses y todo un pueblo que clama libertad y busca afanosamente, a riesgo de las vidas de los más jóvenes, pan, medicamentos, seguridad, trabajo y elecciones justas, libertades plenas y poderes públicos autónomos, que pongan en primer lugar el bien común y la paz social.

La Conferencia Episcopal se ha dirigido repetidas veces al Gobierno y hace apenas dos semanas se ha reunido e intercambiado con sus representantes más calificados algunas propuestas sobre la ayuda humanitaria. La esperanza de que Caritas Venezolana, a más de la amplia labor que realiza ordinariamente, pudiera servir de instrumento para que al menos las medicinas lleguen a tiempo y sin exclusiones a todos los ciudadanos, no se ha perdido; pero las condiciones que establecen los ministerios y otros organismos encargados de la salud y nutrición son tales y tantas que el camino se hace cuesta arriba y está sembrado de obstáculos.

Por otra parte, el Episcopado venezolano ha juzgado innecesaria, desigual desde el punto de vista social y, en consecuencia, inconveniente y peligrosa, la iniciativa presidencial de una Asamblea Nacional Constituyente, convocada sin consultar la libre opinión del pueblo de manera directa y universal, mediante un previo referéndum consultivo. Esta Asamblea, prevista para fines del próximo mes de Julio, será impuesta por la fuerza y sus resultados serán la constitucionalización de una dictadura militar, socialistamarxista y comunista, la permanencia ilimitada del actual Gobierno en el poder, la anulación de los poderes públicos constituidos, particularmente de la actual Asamblea Nacional, representante de la soberanía popular, el aumento de la persecución y exilio de los opositores al sistema político dominante y la ampliación de las facilidades para la corrupción de los gobernantes y sus adláteres. De aprobarse, no se descartan mayores controles a la libertad de expresión, incluso a la libertad religiosa, y mayor represión para la ciudadanía. Por estas y otras razones la Conferencia Episcopal Venezolana rechaza categóricamente la instalación y desarrollo de dicha Asamblea Constituyente, de carácter comunal y excluyente.

La imposición de este formato de Asamblea es también la negación por parte del actual Gobierno de un propósito de diálogo verdadero y eficaz. Para la Conferencia Episcopal, diálogo en Venezuela quiere decir hoy consultar la libre opinión del pueblo soberano de respetar seriamente el resultado de la consulta. Pero el diálogo en nuestro país debe tener, no como condición sino como punto de partida o presupuestos de real eficacia, los Acuerdos alcanzados, pero no cumplidos, en la sesión de Diálogo del treinta y treinta y uno de Octubre del año pasado, oportunamente demandados por el Secretario de Estado Vaticano, Su Eminencia Cardenal Pietro Parolin, en su carta enviada al Gobierno y a la Oposición el 01 de Diciembre de 2016.

Santo Padre, nuestro pueblo sufre cada día más. Hoy, aunque el tema noticioso es la Asamblea Nacional Constituyente, la situación social no ha mejorado. Continúa el desabastecimiento de alimentos y medicamentos con el agravante de la poca accesibilidad económica de los venezolanos; va aumentando la desnutrición infantil y nuestros enfermos se nos mueren. La brutal represión en las protestas por parte de los órganos de seguridad del Gobierno ha cobrado más de sesenta vidas jóvenes. Son escenas muy dolorosas que hemos vivido en los dos últimos meses.

Los Obispos, Sacerdotes, Consagrados y Consagradas, y los laicos, estamos hoy en Venezuela más unidos que en otros tiempos, procurando dar un testimonio creíble de fe, esperanza y caridad, de pobreza, solidaridad y oración. Nunca antes se había hecho tanta oración en Venezuela como ahora. El santo pueblo fiel quiere al Papa y reza más por él. Rezamos también por su próximo viaje al hermano país de Colombia.

Santo Padre, la Iglesia en Venezuela camina con Usted. Nada ni nadie la apartará de su cayado de Pastor. Los Obispos valoramos como altamente positivos sus mensajes dirigidos a los pastores de la Iglesia, a los gobernantes, a la dirigencia política y a todo el pueblo. Necesitamos su palabra orientadora, aun a riesgo de que en algún momento pueda ser mal interpretada Ella es siempre para nosotros fuente de consuelo y esperanza.

Agradeciendo inmensamente, Santo Padre, que nos haya recibido, Pastores y fieles de Venezuela le pedimos que nos dé su santa bendición.

Muchas gracias.

 

Papa Francisco y Episcopado Venezolano se reunirán para hablar sobre la crisis en Venezuela

Papa Francisco y Episcopado Venezolano se reunirán para hablar sobre la crisis en Venezuela

El próximo jueves 08 de junio la presidencia de la Conferencia Episcopal Venezolana integrada por Mons. Diego Padrón, presidente de la CEV; Mons. José Luis Azuaje, primer Vicepresidente de la CEV; Mons. Mario Moronta, segundo Vicepresidente de la CEV; Mons. Víctor Hugo Basabe, Secretario General y los Cardenales Jorge Urosa Savino y Baltazar Porras, presidentes honorarios, se reunirán en audiencia privada con el Papa Francisco en el Vaticano.

La reunión servirá para expresar al Papa Francisco, de viva voz, la grave situación que se vive en Venezuela, ya conocida por el Papa a través de la Nunciatura Apostólica. Sin embargo, es una oportunidad para que el episcopado venezolano hable al Papa Francisco de manera detallada sobre la crisis en la que está inmersa el país.

También será una ocasión para expresar lazos de solidaridad y agradecer al Papa Francisco sus oraciones, cercanía y preocupación por Venezuela, como lo ha expresado la Conferencia Episcopal Venezolana en las diversas exhortaciones y comunicados “Reiteramos nuestra adhesión, comunión y obediencia al Santo Padre Francisco.

Agradecemos de corazón su constante acompañamiento: muestra de su preocupación por esta Patria donde se le quiere y respeta. Nos alienta su mensaje del pasado 5 de mayo, en el cual nos asegura que está “siguiendo con preocupación la situación del querido pueblo venezolano ante los graves problemas que le aquejan” y, que, a la vez siente “un profundo dolor por los enfrentamientos y violencia de estos días, que han causado numerosos muertos y heridos, y no ayudan a solucionar los problemas, sino que únicamente provocan más sufrimiento y dolor”. Lamentamos la tergiversación y manipulación que diversos actores han hecho de sus palabras” (43 Asamblea Extraordinaria de la CEV)

El último comunicado de la CEV, del 18 de mayo de 2017, ratificó el llamado a cumplir la Constitución y adhirió al pedido de elecciones como una solución a la crisis, tras reiterar que la población venezolana espera el cumplimiento de las condiciones aceptadas pero incumplidas: apertura de canal humanitario, elecciones generales, libertad de presos políticos y respeto a la Asamblea Nacional.

 

Prensa CEV
05 de junio de 2017