Escudo Diocesano

Autor: Pbro. Alexander Bohórquez Badell.

Elegido en la Reunión General del Clero celebrada en la Parroquia San Juan Evangelista de Payara, el 05 de Abril de 2017.

 

DESCRIPCIÓN HERALDICA:

Escudo de tipo francés, rectangular, con los vértices inferiores redondeados y enmarcado en color dorado, signo de nuestra dignidad de bautizados: sacerdotes, profetas y reyes. En la cima está una Mitra que representa dos realidades: la autoridad episcopal, cabeza de nuestra Iglesia Particular, y el contacto experiencial con Dios. Dentro de la Mitra y en el centro superior está el Báculo, signo de la función pastoral en favor del Pueblo de Dios Apureño y símbolo del buen pastor que es solícito con sus ovejas; y las ínfulas que cuelgan y abrazan el escudo, como padre bueno que protege, acompaña y bendice a todos.

En el centro una barca, símbolo de la Iglesia donde los discípulos misioneros son llevados de un lugar a otro para estar con Cristo, quien nos invita a echar las redes a la derecha, esto es desde la Fe. Como mástil se observa una cruz roja y dorada, signos de la Salvación por su sangre derramada por el perdón de nuestros pecados. En el fondo, el escudo presenta tres partes: abajo en franjas azules y celestes, símbolo de nuestra riqueza fluvial, los ríos que bañan todo nuestro territorio apureño, y signo del Espíritu Santo en las aguas bautismales. En el centro, el color verde representa la tierra apureña, fértil y variada, y signo de la esperanza cristiana, que a pesar de las dificultades sigue viendo frutos. Arriba el color azul iluminado por el sol radiante, signo de la libertad, la inmensidad y eternidad, abierto e iluminado por la misericordia del Padre.

En la parte superior izquierda están las iniciales del AVE MARÍA con una flor de Liz blanca que significa la pureza de la que es Inmaculada desde su Concepción y la acción de Dios todopoderoso que la llama por medio del Ángel “llena de Gracia”. Ella acompaña y anima la Evangelización en nuestra Iglesia Apureña. En la parte superior derecha se encuentra una corona atravesada por una espada que apunta hacia abajo, símbolo del Patrono de la Diócesis, San Fernando Rey III de Castilla, hombre que tuvo como misión liberar a su pueblo de la esclavitud física y religiosa. En sus cartas se declara “Caballero de Jesucristo, siervo de la Virgen Santísima y Alférez del Apóstol Santiago”; santo que nos invita a gobernar desde el amor y el servicio. En la Parte inferior una filacteria color beige con el nombre de nuestra Iglesia particular y la fecha en la que el Papa Beato Pablo VI elevó a Diócesis, a la Prelatura Nullius de San Fernando de Apure.