Listo Plan Pastoral orientará la marcha de la Iglesia apureña para los años 2018-2020

Listo Plan Pastoral orientará la marcha de la Iglesia apureña para los años 2018-2020

“La fuerza de la evangelización quedará muy debilitada si los que anuncian el Evangelio están divididos entre sí por tantas clases de rupturas… la suerte de la evangelización está ciertamente vinculada al testimonio de unidad dado por la Iglesia.” (EN 77).

Teniendo presente este horizonte, el consejo diocesano de Pastoral se reunió junto al Señor Obispo este lunes 05 de febrero para definir las directrices del Plan Diocesano de Pastoral, que entrará en marcha a partir de la reunión general del Clero de Febrero cuando se presente al Clero.

Así lo dio a conocer el Excmo. Mons. Alfredo Torres, precisando que “el plan es una moción del Espíritu para responder a los retos que nos plantea la evangelización hoy”. “Éste es el momento oportuno; retomamos el camino recorrido y nos planteamos la tarea de reforzar nuestra experiencia eclesial para llegar a ser una Iglesia según el corazón de Cristo”, añadió.

Por su parte el Pbro. ELiomar Valera, Vicario de Pastoral, explicó que el Plan de Pastoral tendrá una duración de tres años, con objetivos concretos, realizables y evaluables; nos orientará el Lema: Iglesia de Puertas Abiertas para que todos tengan Vida. “Yo Estaré con ustedes todos los días hasta el fin de la historia” (Mt 28, 20).

 

 

Religiosas en Apure celebraron día de la Vida Consagrada: “el Sueño de Dios”.

Religiosas en Apure celebraron día de la Vida Consagrada: “el Sueño de Dios”.

La Iglesia celebra el día de la vida consagrada el dia 02 de Febrero. Delegadas de las diferentes congregaciones presentes en nuestra Diócesis se dieron cita en la Capilla de las Hermanitas de los ancianos desamparados para celebrar la Eucaristía que fue presidida por el Pbro. Carlos Macías, vicarios espiscopal para las Religiosas, en compañía del Pbro. Alexander Bohorquez, feligreses y la comunidad de adultos mayores que son atendidos en esa casa de Alivio.

“Fue una oportunidad para agradecer a Dios el don recibido, compartir nuestras experiencias y reflexionar sobre este sueño que debe seguir provocando a otros”, dijo la Hna. Martha Rodríguez, Coordinadora de CONVER – Apure.

Este año el lema elegido ha sido una cita de san Pablo a los Colocenses: “Formes en la Fe”. Las personas Consagradas hemos recibido un don, una vocación, una llamada especial, para vivir entregadas a Dios y al servicio de la Iglesia y del mundo. Sólo desde la Fe, se puede entender esta opcióm de vida. La Fe nos arraiga en el sentido de nuestra vida, que hunde sus raíces en un Dios que nos habita, nos llama, nos tiene tatuados/as en la palma de sus manos, y diariamente otea el horizonte para ver si volvemos a Él hambreando su misericordia.

Esta es experiencia profunda y compartida de quienes le hemos dicho si al Señor, porque sólo en Él, hemos encontrado el tesoro que andábamos buscando. Una experiencia de encuentro, que se ha producido en distintos carismas dentro de la Iglesia. Nuestros institutos de vida consagrada son medios donde vivimos un aspecto concreto del seguimiento a Jesús Casto, pobre y obediente: el carisma. Es un don que el Espíritu regla a la Iglesia por la generosidad de una persona que responde al Señor y, así se convierte en fundador/a de un instituto de vida consagrada. Para nosotras es un gozo y una oportunidad poder compartir lo que no es nuestro pero que forma parte de nosotras: el don de la vocación en la vida consagrada. Quiénes somos, por qué somos y para qué somos en la Iglesia y en el mundo. No somos héroes o heroínas. No tenemos nada que no hayamos recibido. Todo es Gracia, y en ese regalo va la capacidad para vivir en la entrega de cada uno. Dios no reserva este don para unos cuentos. Quiere regalarlo a todos/as. Es más, Él lo da. Lo está ofreciendo continuamente. Dios tiene un sueño pata cada persona consagrada. Dios es el sueño que colma nuestro corazón y llena nuestra vida. Un sueño desconocido, pero deseoso de ser descubierto.

La vida consagrada es Sueño de Dios. Intento de pasar por la vida al paso de Jesús. Asentar nuestros pies en sus huellas, e ir trazando caminos nuevos en la historia llenos de justicia, de libertad, de dignidad, de fraternidad. La historia de la vida consagrada es apasionante, y es que la pasión de Dios por la humanidad es una provocación y un desafío que exige una respuesta comprometida. Jesús fue el hombre más apasionado de la historia porque padeció por amor, y sólo por amor. Y en esa pasión se aviva nuestro deseo de apasionarnos por Dios y por la humanidad, en Quién nos abrió el camino. Cada uno de los institutos de vida consagrada tienen un origen, una llamada, y de esa chispa hemos prendido en el amor mas ardiente. Ojalá el fuego de la pasión, nos caliente el corazón para que salgamos al mundo con una luz nueva y provocadora: la del Sueño de Dios para cada ser humano.

El Padre Carlos Macías vuelve a la Diócesis y se reincorpora a sus quehaceres pastorales.

El Padre Carlos Macías vuelve a la Diócesis y se reincorpora a sus quehaceres pastorales.

Este miercoles 31 de Enero el Padre Carlos Macías arribó a la Diócesis de San Fernando de Apure y fue recibido con mucha alegría por feligreses, amigos y Sacerdotes.

Después de su estadía en Caracas, desde el 23 de Diciembre del año pasado, tras el accidente de transito en el que se vio comprometido su brazo derecho, que a pesar de las debidas atenciones fue amputado el día 03 de Enero del presente año, el Padre Macías llegó a Apure para reincorporarse a sus quehaceres pastorales.

La acogida tuvo lugar en el Puente Maria Nieves; luego se dirigió a la Capilla del Sagrado Corazón de Jesús, donde hizo oración ante el Santísimo Sacramento expuesto y dirigó unas Palabras a los presentes. Finalmente se dirigió al Colegio de Ingenieros donde su comunidad parroquial, entre cantos y lagrimas dieron gracias a Dios por la vida del Padre Macías. Al día siguiente, en ese mismo lugar tuvo lugar la eucaristía de acción de Gracias, contando con gran cantidad de feligreses sacerdotes y diáconos permanentes, donde manifestó su gratitud por todas las manifestaciones de cercanía.


“Fueron momentos duros; es muy difícil esto; pero no me he sentido solo; he experimentado en carne propia la cercanía del Señor y de todos Uds. en los cuales se que tendré muchos brazos derechos que me ayuden a seguir extendiendo el reino de Dios en este llano apureño”.


Desde el punto de vista clínico, se dio a conocer que tiene buen estado de salud, la herida ha cicatrizado positivamente y por eso vuelve a la Diócesis; ha iniciado terapias y en la Misa de acción de Gracias el Padre Dagoberto Zambrano, Vicario General de la Diócesis informó que “ya está casi totalmente canalizado la adquisición de la prótesis para el Padre Macías”.

Obispos Venezolanos hablan al Pueblo sobre elecciones presidenciales adelantadas.

Obispos Venezolanos hablan al Pueblo sobre elecciones presidenciales adelantadas.

La presidencia de la Conferencia Episcopal Venezolana, en nombre de todos los Obispos, ha manifestado su posición ante el adelanto de las elecciones presidenciales, a través de un comunicado con fecha del 29 de enero de 2018, en el que denuncian con voz profética que esta convocatoria a elecciones es un “espectáculo de distracción y alienación”, hacen un llamado al Gobierno, al CNE y a los partidos políticos a actuar con coherencia frente a los graves problemas de la sociedad y frente a la actual carta magna. Los Obispos también invitan al mismo pueblo a despertar en su conciencia del poder que posee, ratifican su compromiso de colaborar por una Venezuela fraterna, invitando al compromiso, a la esperanza y a la solidaridad.

A continuación el texto completo:

 

ANTE LA CONVOCATORIA A ELECCIONES PRESIDENCIALES ADELANTADAS.

1.- Ante la decisión de la Asamblea Nacional Constituyente -ANC-, y su “imposición” al Consejo Nacional Electoral -CNE- de realizar elecciones presidenciales adelantadas para el primer cuatrienio del año 2018, en comunión con nuestros hermanos Obispos de Venezuela, llamamos a la comunidad nacional a reflexionar serena y seriamente sobre lo que ello significa.

2.- En primer lugar, ratificamos lo dicho en la Exhortación Pastoral “Dios consolará a su Pueblo”, del pasado 12 de enero 2018: “La Asamblea Nacional Constituyente es inconstitucional e ilegítima en su origen y en su desempeño. En vez de limitarse a redactar una nueva Constitución pretende erigirse en un supra poder con funciones ejecutivas y judiciales” (n.4). Demostración de esto es el mandato dado al CNE por parte de la ANC para que convoque elecciones presidenciales adelantadas, contraviniendo el marco legal vigente.

3.-En segundo lugar, estamos ante un hecho de extralimitación y desnaturalización de las funciones de la ANC. Tenemos una Constitución Nacional y unas leyes que estipulan claramente el procedimiento de las elecciones. Sencillamente, se desconocen y omiten estas disposiciones, para legislar según los intereses propios del poder.

4.- En tercer lugar, es, además, un despropósito ético y humano, un verdadero crimen que clama al cielo, que en medio de una situación de penuria, hambre, parálisis de servicios, muerte y colapso nacional, se privilegie un espectáculo de distracción y alienación, en condiciones desiguales, contra todo sentido de equidad y servicio a la población. En Democracia la primera responsabilidad de todo gobernante es atender las necesidades básicas de la gente, que por desgracia hoy está obligada a pasar hambre, a no contar con los servicios mínimos indispensables para la vida, en ocasiones hasta morir, y en otras, a emigrar ante la necesidad de sobrevivir.

5.- Debemos recordar lo que dice la Constitución Nacional: “La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo…” (Art. 5), por tanto, es el pueblo el que debe asumir “su vocación de ser sujeto social con sus capacidades de realizar iniciativas como, por ejemplo, que la sociedad civil lleve adelante una consulta para señalar el rumbo que quiere dar a la nación como prevé nuestra Carta Magna (Cfr. Art. 71)” (n.6). Es el propio pueblo, y no una instancia espúrea el que sitúe las cosas en su justo lugar.

6.- Para ello se necesitan instituciones del Estado que respeten la voluntad del pueblo. El CNE es la institución llamada a velar por las garantías electorales de los ciudadanos, de ahí la necesidad de su reestructuración para que “cumpla con la imparcialidad que le pide la Constitución vigente. Solo así actuará con transparencia y equidad en sus funciones y garantizará el respeto a las decisiones del pueblo” (n.7). Aunado a esto debemos recordar que si realmente vivimos en democracia, la institución electoral –CNE- debe mantener su autonomía y servir al pueblo elector.

7.- La dirigencia política debe asumir responsablemente la difícil y real situación: la comunidad internacional ha declarado abiertamente su convicción de que la actuación del gobierno es inaceptable. La dirigencia de los partidos políticos ha sido en muchas circunstancias deficiente e incoherente. Deben abrirse a buscar un consenso con los diferentes sectores de la sociedad, pues una condición imprescindible es el reconocerse y lograr una unidad política que va mucho más allá de las alianzas electorales.

8.- La situación y el momento que estamos padeciendo los Venezolanos ante esta crisis global, “requiere de una gran dosis de esperanza junto a acciones concretas que contribuyan a mejorar las condiciones de vida, a dignificar a las personas, y a fortalecer a las familias y comunidades a las que pertenecemos” (n. 9). En ello estamos dispuestos a colaborar para que encontremos el rumbo de una Venezuela fraterna y de todos. “Lo positivo y lo eficaz es el compromiso, la esperanza y la solidaridad. ¡Despierta y reacciona, es el momento!, lema de la segunda visita de san Juan Pablo II a Venezuela (1996), resuena en esta hora aciaga de la vida nacional. Despertar y reaccionar es percatarse de que el poder del pueblo supera cualquier otro poder” (n. 8).

Que el Espíritu nos ilumine y nos dé fuerzas para servir a nuestro pueblo.

Con nuestra bendición.

29 de enero de 2018

+José Luis Azuaje Ayala
Obispo de Barinas
Presidente de la CEV

+Mario Moronta Rodríguez
Obispo de San Cristóbal
1° Vicepresidente de la CEV

+Raúl Biord Castillo
Obispo de La Guaira
2° Vicepresidente de la CEV

+José Trinidad Fernández Angulo
Obispo Auxiliar de Caracas
Secretario General de la CEV

+Jorge Cardenal Uorsa S.
Arzobispo de Caracas
Presidente honorario de la CEV

+Baltazar Cardenal Porras C.
Arzobispo de Mérida
Presidente honorario de la CEV

Papa Francisco nos entrega nueva Constitución Apostólica pidiendo una “revolución Cultural”.

Papa Francisco nos entrega nueva Constitución Apostólica pidiendo una “revolución Cultural”.

Este 29 de enero se hizo publica la nueva Constitución Apostólica “Veritas gaudium” que reforma y actualiza los estudios de las universidades católicas y de las facultades eclesiásticas en el mundo, insistiendo en la confrontación abierta, a 360 grados, en la interdisciplinariedad, y pide que las universidades y facultades eclesiásticas hagan redes para construir «liderazgos que indiquen vías» que sean capaces de cambiar el actual modelo de desarrollo.

Desde el título es evidente el nexo con la exhortación apostólica “Evangelii gaudium” de 2013, que representa la guía del Pontificado de Francisco. Este nuevo documento papal se publica a 39 años de la constitución “Sapientia christiana”, promulgada por Juan Pablo II en la primavera de 1979.


«La tarea urgente en nuestro tiempo –explica el Papa– consiste en que todo el Pueblo de Dios se prepare a emprender “con espíritu” una nueva etapa de la evangelización. Esto requiere “un proceso decidido de discernimiento, purificación y reforma”. Y, dentro de ese proceso, la renovación adecuada del sistema de los estudios eclesiásticos está llamada a jugar un papel estratégico. De hecho, estos estudios no deben sólo ofrecer lugares e itinerarios para la formación cualificada de los presbíteros, de las personas consagradas y de laicos comprometidos, sino que constituyen una especie de laboratorio cultural providencial, en el que la Iglesia se ejercita en la interpretación de la performance de la realidad que brota del acontecimiento de Jesucristo». 


Frente a los grandes cambios de nuestra época, frente a la crisis antropológica y medioambiental, se necesita cambiar el modelo de desarrollo. «El problema –escribe Francisco– es que no disponemos todavía de la cultura necesaria para enfrentar esta crisis y hace falta construir liderazgos que marquen caminos. Esta enorme e impostergable tarea requiere, en el ámbito cultural de la formación académica y de la investigación científica, el compromiso generoso y convergente que lleve hacia un cambio radical de paradigma, más aún (me atrevo a decir) hacia “una valiente revolución cultural”.

 

COMPOSICIÓN Y EJES TRANSVERSALES

El texto tiene dos partes. En la primera, el proemio, el Papa establece cuatro principios base. En la segunda están las normas comunes, las normas especiales (para las facultades de teología, de derecho y de filosofía) y las normas finales. Un segundo documento anejo, firmado por el cardenal Giuseppe Versaldi, Prefecto de la Congregación para la Educación Católica, contiene las normas aplicativas de la constitución.

El primero de los principios cardinales del documento contenidos en el proemio se relaciona con la «identidad misionera»: hay que volver al “kerygma”, es decir al corazón del Evangelio, a lo esencial del anuncio cristiano, «es decir, la siempre nueva y fascinante buena noticia del Evangelio de Jesús, “que se va haciendo carne cada vez más y mejor” en la vida de la Iglesia y de la humanidad». De esta «concentración vital y gozosa del rostro de Dios, que ha sido revelado como Padre rico de misericordia en Jesucristo, desciende la experiencia liberadora y responsable que consiste en la “mística de vivir juntos” como Iglesia, que se hace levadura de aquella fraternidad universal “que sabe mirar la grandeza sagrada del prójimo, que sabe descubrir a Dios en cada ser humano”».

El segundo criterio es el diálogo a 360 grados y no como «una mera actitud táctica, sino como una exigencia intrínseca para experimentar comunitariamente la alegría de la Verdad y para profundizar su significado y sus implicaciones prácticas. El Evangelio y la doctrina de la Iglesia están llamados hoy a promover una verdadera cultura del encuentro». Por ello la urgencia de revisar «desde esta óptica y desde este espíritu, la conveniencia necesaria y urgente de la composición y la metodología dinámica del currículo de estudios que ha sido propuesto por el sistema de los estudios eclesiásticos, en su fundamento teológico, en sus principios inspiradores y en sus diversos niveles de articulación disciplinar, pedagógica y didáctica».

El tercer criterio que indica el Papa es el de la interdisciplinariedad y de la transdisciplinariedad, es decir tratar de superar la división del saber y de los conocimientos científicos, porque, explica Francisco, «el principio vital e intelectual de la unidad del saber en la diversidad y en el respeto de sus expresiones múltiples, conexas y convergentes es lo que califica la propuesta académica, formativa y de investigación del sistema de los estudios eclesiásticos, ya sea en cuanto al contenido como en el método». Hoy, como ya habían notado Pablo VI y Benedicto XVI, «una falta de sabiduría, de reflexión, de pensamiento capaz de elaborar una síntesis orientadora», y, por lo tanto, la especial misión encomendada al sistema de estudios eclesiásticos requiere volver a descubrir la interdisciplinariedad: «No sólo en su forma “débil”, de simple multidisciplinariedad, como planteamiento que favorece una mejor comprensión de un objeto de estudio, contemplándolo desde varios puntos de vista; sino también en su forma “fuerte”, de transdisciplinariedad, como ubicación y maduración de todo el saber en el espacio de Luz y de Vida ofrecido por la Sabiduría que brota de la Revelación de Dios».

El último principio tiene que ver con la capacidad de crear redes: no solo según la óptica del principio de quien más tenga ayude a quien tenga menos, sino tratando de dar valor a las aportaciones positivas y enriquecedoras de las realidades más periféricas. «En los diferentes pueblos que experimentan el don de Dios según la propia cultura –afirma el Pontífice–, la Iglesia manifiesta su genuina catolicidad y muestra “la belleza de este rostro pluriforme”. En las manifestaciones cristianas de un pueblo evangelizado, el Espíritu Santo embellece a la Iglesia, mostrándole nuevos aspectos de la Revelación y regalándole un nuevo rostro”. Esta perspectiva —evidentemente— traza una tarea exigente para la Teología, así como para las demás disciplinas contempladas en los estudios eclesiásticos según sus específicas competencias».

El Papa encomienda «en primer lugar, a las Universidades, Facultades e Institutos eclesiásticos la misión de desarrollar en su labor de investigación esa “original apologética” que indiqué en la “Evangelii gaudium”, para que ellas ayuden “a crear las disposiciones para que el Evangelio sea escuchado por todos”. En este contexto, es indispensable la creación de nuevos y cualificados centros de investigación en los que estudiosos procedentes de diversas convicciones religiosas y de diferentes competencias científicas puedan interactuar con responsable libertad y transparencia recíproca —según mi deseo expresado en la “Laudato si’”—, a fin de entrar en un diálogo entre ellas orientado al cuidado de la naturaleza, a la defensa de los pobres, a la construcción de redes de respeto y de fraternidad».

Las novedades más “técnicas” aparecen en distintos ámbitos. Se va desde la actualización de las normativas, que toca todos los documentos posteriores a la constitución de 1979, hasta las novedades dictadas por los cambios que ha tenido la sociedad, como con el “Bologna process”, el proceso de reforma internacional de los sistemas de educación superior de la Unión Europea (que comenzó en 1999 y al que se sumó la Santa Sede en 2003) para crear el Espacio europeo de educación superior. Está muy vinculada con este espacio la AVEPRO, Agencia de la Santa Sede para la evaluación y promoción de la cualidad de las universidades y facultades eclesiásticas, instituida por Benedicto XVI para «promover y desarrollar una cultura de la calidad» en las instituciones académicas que dependen directamente de la Santa Sede y para gatantizar estándares de nivel internacional. También están los nuevos acuerdos estipulados en las últimas décadas, así como la institución de maestrías, que no se contemplaba a nivel normativo.

El documento publicado hoy se ocupa de los estudios universitarios y de las facultades eclesiásticas, pero la Congregación que guía el cardenal Versaldi tiene competencia también sobre todo el mundo de la educación católica, incluyendo las guarderías, primarias y secundarias. Desde los primeros años hasta las universidades, hay alrededor de 70 milloones de estudiantes que orbitan alrededor del mundo de la educación católica. Por este motivo la Congregación, en vista del Sínodo de los jóvenes, promoverá un cuestionario específico (que se suma al que ya había propuesto la Secretaría del Sínodo) dedicado a los estudiantes de las escuelas secundarias y de las universidades con preguntas sobre cómo viven su fe.

 

Fuente:

Vatican Insider / Oficina de Prensa Diócesis de San Fernando de Apure

El Papa: que los procesos eclesiásticos no sean mera burocracia

El Papa: que los procesos eclesiásticos no sean mera burocracia

En el discurso de apertura del año civil de la Rota Romana, el Papa Francisco destacó la centralidad de la conciencia. El Sínodo ha escuchado a los fieles que después de varios años de silencio se han dirigido a la Iglesia «para tener la paz de sus conciencias»

La «estrecha conexión entre el ámbito de la conciencia y el de los procesos matrimoniales» exige que se evite que «el ejercicio de la justicia sea reducido a un mero fin burocrático». Es lo que aconsejó el Papa a los miembros del Tribunal de la Rota Romana, a quienes, en ocasión de la solemne inauguración del Año Judicial, Francisco dirigió un discurso sobre la «centralidad de la conciencia», en el que, entre otras cosas, volvió a hablar sobre el doble Sínodo sobre la familia y sobre su exhortación apostólica “Amoris laetitia”, para subrayar que ha madurado «la urgente necesidad de escucha, por parte de los Pastores de la Iglesia, de las instancias y de la espera de los fieles a los cuales les han restituido la propia conciencia muda y ausente por largos años y en seguida, han sido ayudados por Dios y por la vida a reencontrar un poco de luz, dirigiéndose a la Iglesia para obtener la paz de sus conciencias».

«Hoy me gustaría reflexionar con ustedes sobre un aspecto cualificante de su servicio judicial, es decir sobre la centralidad de la conciencia, que es, al mismo tiempo, la de cada uno de ustedes y la de las personas de cuyos casos se ocupan», comenzó el Papa. Según la declaración de nulidad o de validez del lazo matrimonial, «ustedes se ponen, en cierto sentido, como expertos de la conciencia de los fieles cristianos. En este papel, ustedes están llamados a invocar incesantemente la asistencia divina para para realizar con humildad y mesura la difícil tarea confiada por la Iglesia, manifestando así la conexión entre la certeza moral, que el juez debe alcanzar ex actis et probatis, y el ámbito de su conciencia, noto únicamente al Espíritu Santo y por Él asistido».

El ámbito de la conciencia, subrayó Jorge Mario Bergoglio, fue muy importante para «padres de los últimos dos Sínodos de los Obispos, y ha resonado de manera significativamente en la Exhortación apostólica post-sinodal “Amoris laetitia”. Esto ha derivado – precisó el Pontífice – de la conciencia que el Sucesor de Pedro y los Padres sinodales han madurado a cerca de la urgente necesidad de escucha, por parte de los Pastores de la Iglesia, de las instancias y de la espera de los fieles a los cuales les han restituido la propia conciencia muda y ausente por largos años y en seguida, han sido ayudados por Dios y por la vida a reencontrar un poco de luz, dirigiéndose a la Iglesia para obtener la paz de sus conciencias».

El Sínodo y “Amoris laetitia”, prosiguió, «tuvieron un proceso y un objetivo obligados: ¿cómo salvar a los jóvenes del estruendo y del ruido ensordecedor de lo efímero, que los lleva a renunciar a asumir compromisos estables y positivos para el bien individual y colectivo. Un condicionamiento que calla la voz de su libertad, de esa íntima celda (precisamente la conciencia) que solo Dios ilumina y abre a la vida, si se le permite entrar».

«¡Cuán urgente y preciosa es la acción pastoral de toda la Iglesia para recuperar, salvaguardar, custodiar una conciencia cristiana, iluminada por los valores evangélicos!», exclamó Francisco. «Será una empresa larga y nada fácil, que exige que los obispos y presbíteros obren indefensamente para iluminar, defender y sostener la conciencia cristiana de nuestra gente».

Francisco subrayó además que «la voz sinodal de los padres obispos y la posterior exhortación apostólica “Amoris laetitia” garantizaron de esta manera un punto primordial: la necesaria relación entre la “regula fidei”, es decir la fidelidad de la Iglesia al magisterio intocable sobre el matrimonio, así como sobre la Eucaristía, y la urgente atención de la Iglesia misma a los procesos psicológicos y religiosos de todas las personas llamadas a la elección matrimonial y familiar». Francisco recordó su esperanza, expresada en varias ocasiones, de que se dé un «catecumenato matrimonial».

Sin embargo, el cuidado de las conciencias «no puede ser un empeño exclusivo de los Pastores, sino que, con responsabilidad y diferentes modalidades, es misión de todos, ministros y fieles bautizados», dijo el Papa citando la invitación de Pablo VI a evitar «los extremismos opuestos», y es necesario «favorecer un estado de catecumenato permanente», con la aportación, en relación con la unión matrimonial, de los obispos y de los sacerdotes, pero también «de otras personas comprometidas en la pastoral, religiosos y fieles laicos corresponsables en la misión de la Iglesia».

«Queridos jueces de la Rota Romana», concluyó el Pontífice, «la estrecha relación entre el ámbito de la conciencia y el de los procesos matrimoniales de los cuales cotidianamente se ocupan, exige que se evite reducir el ejercicio de la justicia a un mero fin burocrático. Si los Tribunales eclesiásticos cayeran en esta tentación, traicionarían la conciencia cristiana. Es por ello que, en el procedimiento del “processus brevior” establecí no solo que sea más evidente el papel de vigilancia del Obispo diocesano, sino también que él mismo, juez nativo de la Iglesia que se le ha encomendado, juzgue en primera instancia los posibles casos de nulidad matrimonial. Debemos impedir –precisó el Papa– que la conciencia de los fieles en dificultad por cuanto se refiere a su matrimonio se cierre a un camino de Gracia. Este objetivo se alcanza con un acompañamiento pastoral, con el discernimiento de las conciencias y con la obra de nuestros Tribunales. Esta obra debe desarrollarse en la sabiduría y en la búsqueda de la verdad: sólo así la declaración de nulidad produce una liberación de las conciencias».

 

Nota: Vatican Insider.

Apure acoge y celebra mensaje para la 52° Jornada Mundial de las Comunicaciones.

Apure acoge y celebra mensaje para la 52° Jornada Mundial de las Comunicaciones.

Este miércoles 24 de Enero, día de San Francisco de sales, Mons. Alfredo Torres celebró la Eucaristía con al Secretariado Diocesano de Pastoral de MCS en la capilla de la residencia Episcopal, “para colocar a los pies del Señor este servicio, orar por todos los periodistas y dar gracias a Dios por el mensaje del Santo Padre para la 52° Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales”

Así lo manifestó el Sr. Juan Artaona resaltando lo significativo que es para el equipo poder contar siempre con la cercanía del Obispo: “Ud nos recibe en esta casa, y para nosotros es muy importante porque nos sentimos acompañados y motivados por el Pastor”.

La homilía fue enmarcada a la luz de los acontecimientos que vive Venezuela.


“Acogemos y celebramos este mensaje para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales; el papa Francisco nos invita a buscar la verdad y a custodiar las noticias, y esto traes siempre persecución. Hoy mas que nunca seamos valientes y comuniquemos siempre lo bueno, lo verdadero y lo justo”.


Así mismo, animó al secretariado de MCS a ser instrumento para que se tiendan puentes, y para ello les propuso el modelo de San Francisco de Sales: “él destacó por su amabilidad y buen trato. Esto definitivamente tiende puentes, hace brotar la comunión”

La Eucaristía del Sr. Obispo con el Secretariado de MCS en el día de San Francisco de Sales es la primera actividad que se organiza para este 2018, año en el que se espera afianzar esta acción pastoral en la Diócesis.

 

 

Publicado Mensaje para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, 2018.

Publicado Mensaje para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, 2018.
El miércoles 24 de enero, memoria litúrgica de San Francisco de Sales, patrono de los periodistas, fue publicado el mensaje del Papa Francisco con motivo de la 52° Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales que se celebrará el 13 de mayo de 2018, con el tema, «La verdad os hará libres» (Jn 8,32). Fake news y periodismo de paz”, en el que el Santo Padre exhorta a los comunicadores a retornar a la esencia de su profesión, y más aún, “misión” de “ser custodios de las noticias” ya que hace falta un periodismo que “no queme las noticias, sino que busque siempre la verdad y se ocupe de buscar soluciones alternativas a la escalada del clamor y de la violencia verbal”.

La comunicación humana como proyecto de Dios

“En el proyecto de Dios, la comunicación humana es una modalidad esencial para vivir la comunión”, escribe Francisco, señalando que el ser humano, imagen y semejanza del Creador, es capaz de expresar y compartir la verdad, el bien, la belleza; “capaz de contar su propia experiencia y describir el mundo, construyendo así la memoria y la comprensión de los acontecimientos”.

No obstante, el Pontífice advierte sobre cómo el propio egoísmo orgulloso del ser humano puede hacer un mal uso de la facultad de comunicar, como lo reflejan desde el principio los episodios bíblicos de Caín y Abel, y de la Torre de Babel. Citando estos ejemplos, el Papa explica que la alteración de la verdad es el síntoma típico de tal distorsión, tanto en el plano individual como en el colectivo y que por el contrario, “en la fidelidad a la lógica de Dios, la comunicación se convierte en lugar para expresar la propia responsabilidad en la búsqueda de la verdad y en la construcción del bien”.

El fenómeno de las fake news

Consciente de que las sociedades actuales viven inmersas en un contexto de comunicación cada vez más veloz y dentro de un sistema digital, el Obispo de Roma reflexiona sobre el fenómeno de las noticias falsas, las llamadas «fake news»; motivo por el cual ha dedicado este mensaje al tema de la verdad, como ya hicieron en diversas ocasiones sus predecesores a partir de Pablo VI (cf. Mensaje de 1972: «Los instrumentos de comunicación social al servicio de la verdad»).

De este modo, el Papa expresa su deseo de “ofrecer con este mensaje una aportación al esfuerzo común para prevenir la difusión de las noticias falsas, y para redescubrir el valor de la profesión periodística y la responsabilidad personal de cada uno en la comunicación de la verdad”.

Profundizando sobre este fenómeno que generalmente alude a desinformación difundida online o en los medios de comunicación tradicionales, basada en datos inexistentes o distorsionados, que tienen como finalidad engañar o incluso manipular al lector para alcanzar determinados objetivos, influenciar las decisiones políticas u obtener ganancias económicas, el Pontífice explica que la eficacia de las «Fake news», se debe, en primer lugar, “a su naturaleza mimética, es decir, a su capacidad de aparecer como plausibles” y en segundo lugar, a que son verosímiles y capciosas, en el sentido de que “son hábiles para capturar la atención de los destinatarios poniendo el acento en estereotipos y prejuicios extendidos dentro de un tejido social, y apoyándose en emociones fáciles de suscitar, como el ansia, el desprecio, la rabia y la frustración”.

El peligroso uso manipulador de las Redes Sociales

Y estas falsas noticias cuentan con un potente elemento detonador: el uso manipulador de las redes sociales y de las lógicas que garantizan su funcionamiento. De modo que los contenidos, a pesar de carecer de fundamento, obtienen una visibilidad tal que incluso los desmentidos oficiales difícilmente consiguen contener los daños que producen.

Por ello, el Santo Padre advierte a los comunicadores, que la dificultad para desenmascarar y erradicar las fake news, se debe asimismo, al hecho de que las personas a menudo interactúan dentro de ambientes digitales homogéneos e impermeables a perspectivas y opiniones divergentes.

“El resultado de esta lógica de la desinformación es que, en lugar de realizar una sana comparación con otras fuentes de información, lo que podría poner en discusión positivamente los prejuicios y abrir un diálogo constructivo, se corre el riesgo de convertirse en actores involuntarios de la difusión de opiniones sectarias e infundadas”, escribe Francisco identificando que el drama de la desinformación es el desacreditar al otro, el presentarlo como enemigo, hasta llegar a la demonización que favorece los conflictos.

 ¿Cómo podemos reconocerlas?

El Papa pone en guardia sobre la dificultad que surge al querer identificar las “fake news”, y de cómo nadie puede eximirse de la responsabilidad de hacer frente a estas falsedades. No es tarea fácil, añade Francisco, “porque la desinformación se basa frecuentemente en discursos heterogéneos, intencionadamente evasivos y sutilmente engañosos, y se sirve a veces de mecanismos refinados”.

En este sentido, el Sucesor de Pedro, señala que la prevención y la identificación de los mecanismos de la desinformación requieren también de un discernimiento atento y profundo, que conduzcan a desenmascarar la conocida como «lógica de la serpiente», capaz de camuflarse en todas partes y morder: se trata de la estrategia utilizada por la «serpiente astuta» de la que habla el Libro del Génesis, la cual, en los albores de la humanidad, fue la artífice de la primera fake news (cf. Gn 3,1-15), que llevó a las trágicas consecuencias del pecado, y que se concretizaron luego en el primer fratricidio (cf. Gn 4) y en otras innumerables formas de mal contra Dios, el prójimo, la sociedad y la creación. Con este planteamiento, el Papa hace hincapié en cómo la distorsión de la verdad “aparentemente leve” puede tener efectos peligrosos con consecuencias trascendentales.

“Ninguna desinformación es inocua; por el contrario, fiarse de lo que es falso produce consecuencias nefastas”, añade Francisco.

¿Cómo defendernos de las fake news?

Ante este complejo panorama, el Santo Padre propone el antídoto más eficaz contra el virus de la falsedad: dejarse purificar por la verdad; una verdad que entendida desde la visión cristiana, no es solamente el sacar a la luz cosas oscuras, «desvelar la realidad», como lleva a pensar el antiguo término griego que la designa, aletheia (de a-lethès, «no escondido»), sino que la verdad “tiene que ver con la vida entera: es aquello sobre lo que uno se puede apoyar para no caer”.

Asimismo, el Obispo de Roma sugiere dos ingredientes que no pueden faltar para que nuestras palabras y nuestros gestos sean verdaderos, auténticos, dignos de confianza: la liberación de la falsedad y búsqueda de la relación, ya que la verdad, por tanto, “no se alcanza realmente cuando se impone como algo extrínseco e impersonal; en cambio, brota de relaciones libres entre las personas, en la escucha recíproca”.

La Paz es la verdadera noticia

En relación a todo esto, el Papa concluye aseverando que el mejor antídoto contra las falsedades no son las estrategias, sino las personas, personas que, libres de la codicia, están dispuestas a escuchar, y permiten que la verdad emerja a través de la fatiga de un diálogo sincero; personas que, atraídas por el bien, se responsabilizan en el uso del lenguaje.

De igual manera, el Pontífice recuerda que la figura del periodista debe ser siempre responsable, evitando expandir la desinformación y respetando siempre la esencia de su oficio: ser “custodio de las noticias”…informar, ya que en el mundo contemporáneo, el comunicador no realiza sólo un trabajo, sino una verdadera y propia misión: “tiene la tarea, en el frenesí de las noticias y en el torbellino de las primicias, de recordar que en el centro de la noticia no está la velocidad en darla y el impacto sobre las cifras de audiencia, sino las personas.

“Informar es formar, es involucrarse en la vida de las personas”, afirma el Papa, resaltando la importancia de que la verificación de las fuentes y la custodia de la comunicación, “son los verdaderos y propios procesos de desarrollo del bien que generan confianza y abren caminos de comunión y de paz”.

 

Fuente: radio vaticana.

 

 

Obispo Diocesano y agentes de pastoral construyeron agenda 2018.

Obispo Diocesano y agentes de pastoral construyeron agenda 2018.

“Tenemos que fomentar la comunión misionera con acciones concretas”.

Este fue el norte del encuentro pastoral que sostuvieron los coordinadores Diocesanos de Movimientos de Apostolado y áreas de Pastoral, convocados por el Sr. Obispo, este martes 23 de Enero en la residencia Episcopal.

En dicha reunión se elaboró la agenda Diocesana de Pastoral para este año 2018, contando con el aporte de todas las experiencias pastorales que ya tenían previamente elaboradas sus planificaciones. Tal como lo explicó Mons. Alfredo Torres, “el reto fue ponernos de acuerdo, para apoyarnos más y ser más eficaces”. “Es muy interesante descubrir que la pluralidad enriquece la comunión, y la Agenda es un instrumento que nos permitirá caminar juntos”, puntualizó. 


Desde finales del mes de diciembre del año pasado, los movimientos y áreas de pastoral han estado elaborando y haciendo llega sus planificaciones; en esta reunión lo que se hizo fue dar prioridad y reubicar algunas fechas, al mismo tiempo que definir algunas otras actividades como por ejemplo la Peregrinación Diocesana Coromotana y el retiro de movimientos y el encuentro Diocesano de Monaguillos.


 

 

Papa Francisco desde Perú: “Jesús quiere corazones sin maquillaje”.

Papa Francisco desde Perú: “Jesús quiere corazones sin maquillaje”.
En el ángelus de este Domingo 21 de Enero, desde Perú el Papa Francisco invitó a los jóvenes peruanos a descubrir qué les ha confiado Jesús a cada uno de ellos y lanzó un apremiante llamamiento por la Paz en el Congo.
Tras celebrar su encuentro con los obispos de Perú en el Arzobispado de Lima, el Santo Padre se dirigió a la Plaza de Armas de la capital para rezar junto a miles de jóvenes la oración mariana del Ángelus, durante el último día de su viaje apostólico en tierras peruanas.

Antes de rezar a la Madre de Dios, el Obispo de Roma dirigió unas palabras de aliento a los miles de jóvenes allí congregados, expresando la enorme alegría de poder encontrarse con ellos: “Estos encuentros para mí son muy importantes y más en este año en el cual nos preparamos para el Sínodo sobre los jóvenes”, dijo, destacando que “sus rostros, sus búsquedas, sus vidas, son importantes para la Iglesia “que debe darles la importancia que se merecen y tener la valentía que tuvieron muchos jóvenes de esta tierra que no se asustaron de amar y jugársela por Jesús”.

Animándolos a perseverar en el camino de fe cristiana, “siguiendo a Jesús sin desanimarse”, el Papa les sugirió tomar como ejemplo a uno de los santos más populares del Perú: Martín de Porres.

“Nada le impidió a ese joven cumplir sus sueños, nada le impidió gastar su vida por los demás, nada le impidió amar y lo hizo porque había experimentado que el Señor lo había amado primero. Así como era: mulato, y teniendo que enfrentar muchas privaciones. A los ojos humanos, o de sus amigos, parecía que tenía todo para «perder» pero él supo hacer algo que sería el secreto de su vida: confiar. Confió en el Señor que lo amaba, porque el Señor había confiado primero en él; como confía en cada uno de ustedes y no se cansará nunca de confiar”, dijo el Santo Padre.

No obstante, en su mensaje, Francisco también advirtió a los jóvenes que la vida espiritual “se vuelve muy difícil a veces”, ya que los pensamientos negativos y dificultades “pueden hacernos creer que nos vamos quedando «fuera del mundial» y pareciera que nos van ganando; pero no es así”, afirmó.

Jesús nunca abandona, confía en nosotros

“En esos momentos donde parece que se apaga la fe no se olviden que Jesús está a su lado”, continuó diciendo el Papa, exhortándolos a no darse por vencidos ni perder la esperanza.

“No se olviden de los santos que desde el cielo nos acompañan; acudan a ellos, recen y no se cansen de pedir su intercesión. Esos santos de ayer pero también de hoy: esta tierra tiene muchos, porque es una tierra «ensantada». Busquen la ayuda, el consejo de personas que ustedes saben que son buenas para aconsejar porque sus rostros muestran alegría y paz. Déjense acompañar por ellas y así andar el camino de la vida”, les aconsejó.

Por otra parte, el Sucesor de Pedro animó a la juventud peruana a “moverse para llevar adelante sus ideales”, sin olvidarse de soñar y de trabajar para que esos sueños puedan convertirse en realidad; asegurándoles que “Jesús cuenta con ellos” y que por ese motivo, “cada uno debe preguntarse en su corazón qué misión les ha encomendado Él y si verdaderamente están dispuestos a seguirlo”.

Un corazón “sin maquillaje ni photoshop”

Hablando sobre las desilusiones de la vida y de cómo por diversas circunstancias “podemos desanimarnos, ya sea con uno mismo o de los demás”, el Sumo Pontífice hizo hincapié en que “Jesús nunca se desanima de nosotros” a pesar de nuestros errores, defectos e imperfecciones. Por eso, Francisco invitó a todos a intentar llevar una vida auténtica sin caer en la trampa de “maquillar” o “photoshopear” nuestro corazón, ya que en este caso, no es posible modificar la realidad.

“Sé que es muy lindo ver las fotos arregladas digitalmente, pero eso sólo sirve para las fotos, no podemos hacerle «photoshop» a los demás, a la realidad, ni a nosotros. Los filtros de colores y la alta definición sólo van bien en los videos, pero nunca podemos aplicárselos a los amigos. Hay fotos que son muy lindas, pero están todas trucadas y déjenme decirles que el corazón no se puede «photoshopear», porque ahí es donde se juega el amor verdadero, ahí se juega la felicidad”.

“Jesús no quiere que te «maquillen» el corazón; Él te ama así como eres y tiene un sueño para realizar con cada uno de ustedes. No se olviden: Él no se desanima de nosotros. Y si ustedes se desaniman los invito a agarrar la Biblia y recordar a los amigos que Dios se eligió: Moisés era tartamudo; Abrahán, un anciano; Jeremías, muy joven; Zaqueo, uno de baja estatura; los discípulos, cuando Jesús les decía que tenían que rezar, se dormían; Pablo, un perseguidor de cristianos; Pedro, lo negó… y así podríamos seguir esta lista. ¿Qué excusa queremos poner?”, planteó Francisco.

Jesús no mira nuestras defectos sino el amor que hay en el corazón

Y en relación a la benevolencia con la que Dios “elige a sus amigos”, el Papa explicó que cuando Jesús nos mira, “no piensa en lo perfecto somos, sino en todo el amor que tenemos en el corazón para brindar y servir a los demás. Para Él eso es lo importante y siempre va a insistir en lo mismo; no se fija en tu altura, si hablas bien o mal, si te duermes rezando, si eres muy joven o un anciano… la única pregunta es: ¿Quieres seguirme y ser mi discípulo?”.

“¡No gastes en disfrazar tu corazón, llena tu vida del Espíritu!”, fue la recomendación de Francisco destacando que en el seguimiento de Jesús, “uno nunca, pero nunca, se queda fuera: aunque cometas errores; siempre el Señor nos regala una nueva oportunidad para volver a caminar con Él”.

El último pensamiento de la alocución del Papa estuvo dedicado a María: “En mi oración los pongo en manos de la Virgen. Tengan por seguro que Ella los acompañará en todos los momentos de su vida, en todas las encrucijadas de sus caminos, especialmente cuando tengan que tomar decisiones importantes; allí estará Ella, como buena Madre, impulsándolos, sosteniéndolos para que no se desanimen. Y si por esas cosas te desanimas, no te preocupes que se lo dirá a Jesús. Solamente no dejes de rezar, no dejes de pedir, no dejes de confiar en su maternal protección”, concluyó el Vicario de Cristo.

El Papa pide por la Paz en República Democrática del Congo

Al finalizar su discurso, el Pontícipe recordó a los jóvenes peruanos las guerras y conflictos que se viven en varias partes del mundo, haciendo una mención especial a la grave situación de violencia que se vive en el Congo:

“Hago un llamamiento a las autoridades y responsables del país, a poner todo el empeño posible y su máximo esfuerzo para acabar con toda forma de violencia con el fin de trabajar por el bien común”, dijo el Papa pidiendo a los presentes en la plaza “rezar en silencio por los hermanos de República Democrática del Congo que sufren las consecuencias de la guerra y los conflictos violentos”.

Seguídamente el Obispo de Roma se trasladó a la base aérea de Las Palmas para celebrar allí la última Santa Misa antes de despedirse de Perú y regresar a Roma, donde aterrizará el lunes 22 de enero.

 

Sofía Lobos
Radio Vaticano